2000- 2020 décadas de las Comunicaciones en la provincia de Pataz

2000- 2020 décadas de las Comunicaciones en la provincia de Pataz

Eltayabamba.- Luego de la inauguración de la carretera Tayabamba – Ongón, una obra del Gobierno Regional La Libertad en convenio con la Comuna de Ongón, seguirá la apertura del puente Antonio Raimondi, obra del Ministerio de Transportes a través de Ancash; y luego la vía Pataz – Tocache, también labor del Gobierno Regional.

No cabe duda que estos primeros veinte años del siglo XXI son las décadas de las comunicaciones en la provincia de Pataz; porque a la carretera Ongón y Tocache (próxima a concluirse del lado San Martín) se sumará la apertura del puente Antonio Raimondi, obras iniciadas hace más de 15 años.

Y a su vez, estas vías y estructuras se integrarán a la MAGNA obra del Ministerio de Transportes en la provincia “el asfaltado de la carretera patacina”, que está en avance, cuyos estudios iniciaron a finales de 2009.

Así mismo en esta materia de Comunicaciones terrestres, se han instalado en los últimos 6 años, más de 35 puentes Acrow, incluyendo el nuevo Puente Chagual, sobre el río Marañón, dotados para la vía patacina por el Ministerio de Transportes (algunos con soporte de las municipalidades y las empresas mineras)

Y aún más, la cobertura de la Red Nacional de Fibra Óptica que el Ministerio de Transportes instaló el 2016 para intercomunicar a todas las provincias del Perú, nivelando a Pataz en calidad en servicios de Internet, Cable y Telefonía.

Esta infraestructura  de comunicaciones dotada por el Ministerio de Transportes y la Región a nuestra provincia, deberá empezar a dar sus frutos, una labor que le corresponde dinamizar tanto a los ciudadanos como a las autoridades.

TAREA PARA LOS NUEVOS ALCALDES

Una de las grandes tareas que tendrán los alcaldes patacinos, los nuevos que iniciarán su labor en 11 meses, es trabajar en cómo aprovechar estos recursos viales y en telecomunicaciones, asesorándose por profesionales y evitando a los llamados “operadores políticos” (presuntuosos que se pegan de todo los gobiernos) y que luego se dedican a depredar ideas y proyectos ajenos, por esta razón sus procedimientos no funcionan, porque son castillos de naipes que luego se desploman con la menor ventisca; Pataz no está para tirar recursos al barro.

De que servirá un asfaltado impecable, puentes Acrow, distritos intercomunicados e Internet, si no hay producción en la tierra para la alimentación de la población, y su excedente para venderlo a los mercados regionales. No es éste el discurso repetitivo de Pataz, ¡queremos carreteras para sacar nuestros productos!

De que servirá un asfaltado impecable, puentes Acrow, distritos intercomunicados e Internet, si más del 80% de los niños patacinos menores de 5 años están desnutridos y anémicos, como lo informan las autoridades de salud.

De que servirá un asfaltado impecable, puentes Acrow, distritos intercomunicados e Internet, si los jóvenes que termina la secundaria después de emigrar en buscar nuevos horizontes no pueden regresar a Pataz porque la provincia no ofrece oportunidades para desarrollarse.

Pataz requiere administraciones reales con soluciones concretas a las necesidades de la provincia, y no “gobiernos-facebook”. Pataz demanda de líderes inteligentes y valientes que afronten cuando las papas queman y resuelvan los problemas; y no adornos para colocarles a lado de los santos patrones.

Los nuevos alcaldes que iniciaran su gestión en 11 meses tienen un gran reto, porque deberán trabajar en materias vitales que sus antecesores han soslayado, y saber articular a sus proyectos las facilidades que las comunicaciones terrestres ofrecen.

A principio del año 2009, a través de este medio dijimos que, el día que empiece el asfaltado de la carretera patacina será como escuchar la sirena del tren cuando llegó por primera vez al oeste norteamericano llevando una nueva vida y domando las comunicaciones entre el atlántico y el pacifico.

Hoy Pataz se encuentra en ese momento, los grandes proyectos en Comunicaciones se vienen materializando, no dejemos de aprovechar ese positivo influjo del destino.

¡Nunca dejes de soñar!

Por: Arnold Melgarejo

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *