Apuntar al asfaltado de la carretera patacina como bandera

Apuntar al asfaltado de la carretera patacina como bandera

Eltayabamba.- Las contingencias que han brotado en nuestra provincia patacina en los últimos meses parecen salidas de una caja comprimida de donde surgen muchas sorpresas, entre sonidos y colores que sus mismos artífices no llegan a entender en toda su extensión, y como dirían los antiguos griegos, “todo lo que haces es una orden que se expande en el universo y luego regresa como respuesta, cuidado con lo que haces, cuidado con lo que pides”.

Nuestra provincia patacina está despertando de su largo sueño, empujada por sus circunstancias, y aunque suene impetuoso, el destino a veces aplica incisiones dolorosas para despertarnos del letargo; las guerras mundiales son parteras de las potencias, las dictaduras de los grandes demócratas y las desgracias producen unidad en los pueblos; aunque no faltan aquellos que se aprovechan de estas situaciones para satisfacer sus deseos personales.

Tayabamba ha recibido en poco tiempo dos visitas de altas autoridades de la región, de la primera ya se conocen los frutos, más de la segunda está aun en proceso, y por la naturaleza de los acuerdos, tomará cierto tiempo para concretarse; y es en esta colina donde quiero poner a flamear un banderín.

Si bien todos los acuerdos a los que llegaron las autoridades y líderes patacinos con las autoridades nacionales y regionales son importantes, por estrategia, se debe tomar uno de ellos como emblemático para involucrar a toda la provincia y darle minucioso seguimiento hasta que se cristalice; como el CD de algún artista que, aunque contenga varias obras musicales, se elige una de ellas para el título del álbum; y en este caso, creo yo, y solo es mi opinión, podría ser el ASFALTO DE LA CARRETERA DE LA PROVINCIA DE PATAZ el que sirva de brigadier delante de las demás peticiones, de modo que se conforme una comisión exclusiva para dar seguimiento a las gestiones destinadas a concretar esta obra.

Si así fuera, hay que aprovechar de comprometer al Presidente Regional el próximo 3 de junio, a poner fechas concretas para el inicio de la obra, la que requiere en primera instancia de un estudio de factibilidad, el mismo que tiene un costo considerable, y que para ello podría solicitarse el aporte de las mineras de provincia, como se hizo en Huamachuco en donde fue financiado con la contribución de la empresa Minera Barrick la que aportó 1 millón 200 mil nuevos soles para el estudio, trabajo técnico que se realizó en 5 meses.

No suena hermoso decir que para el mes de diciembre de 2009 estará concluido el estudio de factibilidad del asfalto de la carretera patacina. Será la obra de infraestructura más grande que ha tenido la provincia desde su fundación.

Por otro lado, hay que solicitar al Presidente Regional, una próxima reunión lo más pronto posible (fijando fecha tentativa) en Trujillo en donde estén presentes el grupo de mineras de la provincia de Pataz para tratar sobre el asfalto de la carretera y su activa participación; porque negociar por separado, tomaría mucho más tiempo y la fuerza de las reuniones de Tayabamba tendrían menos efecto.

Recursos o mejor diremos dinero para el asfalto de la carretera, Puente Comaru- Tayabamba- Puente Chagual- Huamachuco, hay suficiente, porque en el último año hemos venido escuchando que el gobierno central se queja de los gobiernos regionales que no están gastando el dinero del presupuesto asignado, porque hay, como en ninguna otra época, abundante dinero proveniente del canon minero; además con la participación de las mineras de nuestra provincia, es más que suficiente; por ello hay que aprovechar este momento en tanto el sol aun está brillando en su cenit.

Las autoridades y líderes provinciales que se reunirán con el Presidente Regional el próximo 3 de junio deben comprometer al gobernante a poner fechas concretas: Reunión con las mineras en Trujillo, fecha de inicio de los estudios de factibilidad y fecha tentativa del inicio del asfalto, e inmediatamente darle publicidad a esta gran obra que será la columna vertebral que levante de su postración a nuestra provincia de Pataz.

Una carretera asfaltada desde Trujillo a Tayabamba transformará de golpe la vida de los patacinos, y la migración hacia la región bajo andina se detendrá inmediatamente; empezará el retorno de la diáspora patacina, se podrá fomentar el turismo, surgirán las inversiones pequeñas y grandes, los que amamos las cosas sencillas volveremos a disfrutar de las trillas de julio; y una vida nueva recorrerá desde la Alborada a Vijus, desde Ongón a Guaganto.

Por: Arnold Melgarejo López
Licenciado en Relaciones Internaciones
Universidad de Panamá

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *