Cucuruchos en la roca, atrás del cerro La Plata

Cucuruchos en la roca, atrás del cerro La Plata

Tayabamba.- El cerro La Plata al frente de Tayabamba, guarda una serie de figuras en sus rocas, como ya se ha mencionado en artículos anteriores, solo hace falta observar de cierta distancia y con la mente serena para distinguirlas.

Los cucuruchos o penitentes son los devotos que salen los viernes santos con el señor de Burgos, llevan en sus cabezas altos conos cubiertos con tela blanca o negra, el que sirve además de antifaz; y llevan abiertos dos orificios a la altura del rostro para poder ver.

Sus largas túnicas y la vela encendida en sus manos recrean una atmósfera muy particular en tanto avanzan en dos filas durante la ocasión sacra.

En una roca ubicada en el camino de la puna, atrás del cerro La Plata, se distinguen tres figuras, una atrás de la otra (imagen expuesta); parecen los cucuruchos con túnica blanca, dos se aprecian muy claros, y el tercero (lado izquierdo) no se distingue en la imagen por la ubicación de donde se tomó la fotografía.

El cucurucho que va adelante (ver fotografía) va tocando un bombo, instrumento redondo que se ve algo verdoso.

El tamaño de cada cucurucho debe alcanzar de 10 a 15 metros, aproximadamente, porque el guía de la expedición se ve diminuto de pie abajo de la primera figura.

Como se ha informado en otros artículos semejantes, para llegar al lugar, el recorrido desde Tayabamba se hace en carro hasta después de Tomac y desde allí se camina sobre la puna atrás del cerro.

Las formas singulares en las rocas del cerro La Plata, evidentemente, son naturales, pero parecieran tener relación con las tradiciones locales.

Eltayabamba.Com

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *