Martes Julio 17 2018
Buscar:

Domínguez Remar: Hacia una sociedad libre de corrupción

Domínguez Remar: Hacia una sociedad libre de corrupción

Eltayabamba.- Nuestra sociedad ha llegado a un punto en la que ya no tolera la corrupción, ni al corrupto. Esto es un hecho, sin embargo la justicia aún no se ha liberado del todo, de esta lacra, por ello, por parte de algunos connotados presuntos delincuentes, aún se intenta cambiar fiscales y jueces, con la esperanza de salir libre de sospecha y condena de los delitos que todos sabemos se han cometido.

Es importante saber diferenciar la urgente de lo importante, no es lo mismo. En política pero sobre todo en temas de gobierno, saber hallar esta diferencia sustancias es absolutamente primordial. Saber atender lo URGENTE, es trabajar en todas aquellas acciones, actividades, programas y proyectos que si se dejan de hacer, se paraliza el país o el sector correspondiente, de modo que si o si, se deben llevar a cabo. Si los gobiernos actuales, como el peruano por ejemplo, se ven copados por las políticas de urgencia, es única y exclusivamente porque los gobiernos anteriores no emprendieron las acciones IMPORTANTES que se requerían, de modo que cada vez es más imposible poder desarrollar políticas que realmente cambien y desarrollen una nación.

Es un “círculo vicioso”, el gobierno actual se dedica exclusivamente a solventar lo urgente y lo importante, se va relegando y posponiendo eternamente, de este modo el próximo gobierno aún tendrá más cosas urgentes que hacer y nunca podrá emprender las reformas que de verdad cambiarán el destino de nuestra nación, ya que esto solamente se logra, cuando se emprende lo verdaderamente importante.

Con acciones verdaderamente importantes, más que urgentes, me refiero por ejemplo al tema EDUCACION, y no es baladí el tema, mientras no renovemos y no demos un salto cualitativo en este asunto, no podremos conducir a esta nación a un nivel evolutivo superior como sociedad.

Los actores principales de este tema son por supuesto los maestros, en especial aquellos de a pié, los que no ostentan grandes cargos ni responsabilidades, hasta que ellos no decidan cambiar la educación, el modelo, las estrategias educativas, aprender herramientas pedagógicas nuevas y tengan la valentía de ponerlas en práctica, ya sea en grupo o por su cuenta… no hay nada que hacer. Desde las altas instancias del gobierno no vendrán NUNCA, los cambios que se requieren, no solamente porque al sistema no interesa, sino porque además no saben cómo hacerlo.

Tenemos que lograr criar y educar nuevas generaciones incorruptibles, y eso se logra desde el hogar y la escuela.

Querido maestro, estimada maestra el futuro de nuestra nación está en tus manos, ponte en pié y manos a la obra. Innovar se debe convertir en tu seña de identidad y el arte, será la herramienta que te permitirá encontrar nuevas formas de ejercer tu profesión. Se un artista de la educación. Ejemplos tienes por doquier, por ejemplo la Educación Libre, la Pedagogía Waldorf, las Escuelas Democráticas… etc, etc.

Por: Wilmer Domínguez Remar

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *