Estado de la Carretera Patacina

En la última década, el transporte de pasajeros y carga, vía terrestre, entre la provincia de Pataz y las ciudades de Trujillo, Lima, Chimbote y Tocache, es dinámico y fluido, a raíz de la exitosa explotación minera y la apertura de la ruta sur desde la capital provincial hacia la región bajo andina; así como el nuevo itinerario a través de Huacrachuco hacia Uchiza y Tocache.

La carretera nacional que surca Pataz, durante el último lustro ha sido duramente denigrada, puesto que los patacinos ya han conocido otras vías con el mismo calificativo de Nacionales en nuestro país, pero en excelente estado, por lo que han confirmado la evidente marginación y abandono de nuestra carretera por parte del Gobierno Central y Regional de La Libertad.

La carretera afirmada sirve regularmente durante los meses de Sol andino, entre mayo y octubre, llena de huecos, zanjas y polvo; para luego mudar por lodazales, derrumbes y huaycos, durante los meses de lluvia de noviembre a abril.

El contraste en la calidad y mantenimiento de la carretera se hace evidente, cuando los vehículos cruzan la frontera provincial con nuestros vecinos, Sihuas y Sánchez Carrión; ambas provincias en donde actualmente está en franco avance el asfaltado de sus vías.

Mirando desde otro ángulo, nuestra carretera patacina, muy bien puede promocionarse como un destino para un tour de aventura agreste, puesto que su estado poco confortable, se complementa con un impresionante paisaje natural, con vistas de ríos, lagunas, pueblitos pintorescos, abismos colosales, y un cielo espectacular, azul en verano y con copos blanquísimos en movimiento durante el invierno. (Escrito enero 2009).

En el presente año 2016, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, ha iniciado el mantenimiento periódico de la carretera patacina desde puente Chagual, hasta Huancaspata (puente Comaru) por un periodo de 5 años. La vía ya empieza a tener otra cara mas decente.

Eltayabamba.Com