Julio Corvera Medina

Julio Corvera Medina

PRESENTACIÓN

Desde que leí en la revista “FAENA” editada en la UNT, un poema de mi padre me puse en contacto con el poeta y escritor  Julio Corvera Medina (Entiendo que como padre lo conozco demasiado; como literato desde hace poco tiempo, en que me he introducido en su mundo) y me propuse dar a conocer su obra y acercarme más a su vida poética.

Escritor sutil premiado con el primer puesto en el concurso de cuento organizado por el grupo literario “Creación” de Chimbote a nivel regional , con el cuento “El Venau de Vijus”, colaborador de revistas y periódicos (Altamar, Diario de Chimbote, Faenay otros), agudo, sensible, de prosa sencilla y a la vez vigente y limpia. El cuento “Valió la Pena” me elevó a las alturas de la cuna del poeta y me hizo vibrar en sentimiento, por eso quiero que su pueblo conozca a su hijo, que aún fuera de su regazo, viene enalteciendo con su verso y prosa  a Tayabamba, como este párrafo de  su cuento “Valio la pena”; “…Clarito me acuerdo, fue en la fiesta de abril, cuando el patrón Santo Toribio venía en hombros de los Tayabambinos, desde el anexo del Collay. Tayabamba se había despertado  en la aurora. Por entre sus tejados rojizos  se levantaran serpentinas de humo dibujando caprichosas formas  que lentamente se disipaban en el hermoso cielo azul. Una tenue capa blanca, besaba el cuerpo pétreo del gran Pahuarchuco y la Caldera…” No conozco Tayabamba, pero desde ya la amo, los cuentos de mi padre me encandilaron …

Los poemarios inéditos “Líneas de fuego en la trinchera” y “Combate de la palabra”. Su vida profesional, el poemario “Mujer de la Caña” y “Punkuri” y numerosos cuentos.

Katy Corvera Olórtegui

 

POESIA

CANCIÓN PARA GIULIANA

(Para Giuliana Corvera quien desempolvó
sus primeros versos, y me invito de nuevo
a caminar  por la senda  de la  poesía)

Me acompañarás a tomar  la delantera
blandiendo  tus versos
cantando y golpeando las tinieblas.
Fieramente existiendo.

Juntaremos nuestros  versos
y, no nos avergonzaremos de  ellos
por que nacieron de la cantera
del dolor  y el sufrimiento,
y eso  lo sabes
por que  los recibiste  con los  brazos abiertos
cuando  regresaron de  platicar
con la muerte.

Por eso  hija mía,
no nos interesa, que nuestros versos
no los gusten a los bárbaros,
Ni a los que se mancharon las manos
con sangre Inocente
ni a los críticos de literatura
que  traicionaron  su conciencia,
menos   a los vendedores de espanto
que éste sistema  cobija.

Nuestra poesía es  para el pobre
que tiene marchita la flor
pero el alma blanca como la nieve .

Por eso hija mía,
entrégame  tus versos,
para  echarlo a la torrente que lleva la  vida
para  curar las heridas que deja el hambre
para entregar  estelas en lugar de lágrimas

Dame tu palabra sencilla
tu voz  tierna
para hacerme fuerte
en la ferviente espera
mientras el crepúsculo  del viento
acaricia el horizonte.

 

UCCHAPAMPA
(A Carmen Medina Rivera 
madre ejemplar, militante  
fervorosa de la vida)

Costilla astillada, recostada
en las faldas del “Muñanca”,
corazón movedizo, sembrado de puquiales,
eternidad vibrante en mis sueños
jardín de mi niñez
donde forjaste mi estela
bajo tu cielo azul.

Me nutriste de tu viento,
de tus aguas,
tus piedras,
tu  lluvia ,
tus  truenos y tu granizo;

Me diste la fuerza
ciclópea de tus  cerros,
bebí de tus lágrimas,
que en copas divinas
aliviaron mi ser
me abrigue en tu poncho habano,
y montado en la silla del viento
recorrí  tus campos floridos.

La laguna de don Abdón
fue escenario de mil combates
donde mi barco alado ,
armado de juncos
conquistó  mil sueños,
que los guardaba cada tarde
en la  barbacoa de alisos
a la espera de los amaneceres.

Hoy te entrego mi  corazón,
para que  lo guardes en tus lajas,
te entrego mi poema
para que cuando pase el buitre
la entones con tu canto.
te entrego mi espada reluciente
para que reconquistes  tus sueños
y regales sonrisas
a los niños  de tu pueblo

Y  luego.

Pintaré  de  blanco y negro mi poesía
para  guardar en ellas los rostros
campesinos  nacidos de tu vientre.

Viviré por siempre en tu regazo,
cubriré mi cuerpo con tu musgo,
correré tras los corderos
y esperaré a las akakas en sus nidos
al caer las tardes.

Caminaré en tu pradera
me hundiré en tus puquíos movedizos,
me adentraré  en tu arte,
en tus figuras de hielo
de  infinitas formas
que el viento labra
cada amanecer
en la acequia  madre.

Ucchapampa, eres infinita,
porque retozas en plenilunio
en tu laguna encantada.
Por tus piedras plantadas
por tu puente en zigzag
por los perros de doña Rosa
que guardaban celosos
tu camino.

Tierra madre,
tullpa  incandescente,
fuego eterno.
lava  mi frente
en las  aguas límpidas
de tu río Culluna,
déjame avistar  tus quinewuales,
tus alisos, tus lic lics,
tus bagres
y sentado en el “ushno”
mirando al horizonte
endulzar mi cuerpo
con tu sagrada mullaca.

Hoy lejos de ti
sentado en el umbral de las tardes
me acongoja ésta agonía sin verte,
añoro regresar  a tu lado
a que me acojas nuevamente
me entregues tu paz, tu viento fresco
tu barro colorado, tu lluvia
que ensancha los surcos
y en la escuelita donde empecé
a deletrear  tu nombre,
y fue el hogar que jamás encontraré,
calentar mis huesos
maltratados por
estos hollines asesinos
de ésta ciudad que vivo.

 

BUITRES EN TAYABAMBA

Me duele las entrañas,
se me ensancha  el alma al verte,
maniatada, insultada maltratada
por los  buitres
que les diste hospicio.

Tanto dolor causado,
tantos gritos ahogados
por  garras y  picos carroñeros.

Enfrentemos al buitre rapaz,
devorador de oro
que Instaló sus garras de acero
y  se apoderó de tu tierra
desde la caldera hasta
el Pagrasho.

Enfrentemos al  carroñero
que derramó  la sangre de tus hijos,
bendita sangre
por donde no  podrán  navegar
los hipócritas, ni los que  apañaron
desde el poder  las ignominias.

Unidad  hermanos,
juntemos nuestras manos
tejamos nuestra aurora
la oscuridad no es eterna
la luz brillará en el horizonte.

Que el “Cajas” nos dé su grito,
que sus aguas
ensanchen nuestras venas  de coraje
que nuestro sudor nos dé  fuerza
para enfrentarlos.
La naturaleza es nuestra.
nuestra la tierra,
nuestra sus frutos.

Que no nos engañen
con  la rebelión de los bagres….
con el  progreso de los pueblos.
El único progreso  es darle  vida a la vida.

Que la sangre derramada de tus hijos
se  transformen en  orquídeas,
rosas, claveles, lirios…
que perfumen  tus campos,
para erradicar la herrumbre,
que  se unan las voces
que canten al infinito
sus canciones, para que nadie
vuelva a engañarte
en nombre de la democracia,
del desarrollo comunal
y no se que cojudeces  más.

 

CANTOS  ETERNOS

(In memorian de Rosevelt Campana.
Hermano  que  dejó  Honda huella
En mis amaneceres)

Se que  algún día mi camino sin fin
recortará mis pasos  en los laberintos de mi vida
se que  algún día  mis versos serán la copla
de los desdichados .

Se  que a pesar de  las distancias,
de los odios , envidias y  reproches
jamás caí en la batalla.

Me hirieron las miradas lacerantes
las voces disonantes,
las tesis absurdas,
pero me alimenté de tu sabia
De tu cuerpo eterno
de  tus ojos tiernos
y entraste en mis venas
en mis lágrimas y en mi
silencio.

Soy un gladiador que aunque herido
se levanta de la ciénaga
para seguir el curso de  los ríos.

Ayer escuché tu canto,
sentí tu inmenso  amor
la eterna voz  de Ernesto
y me refugié
en el confín
de mis promesas juveniles
y lloré con tus  lágrimas  prestadas
con mis ojos descarnados
con mi corazón  hilachado
mi impotencia
y el dolor de los que sufren
y  volví a ti
melodía  universal
de la dialéctica ,
volví a ti con mi pluma  y mis líneas
para que me cobijes  de nuevo
en tus cantares

Y volví a la vida
a la sinfonía  del canto,
a los cantos eternos
llanto de los andes, mares infinitos
sangre multiplicada
en los ríos de  la aurora,
en la entrada del mañana.

 

NO LO CONSIGUIERON

(Para Hugo Díaz Lozano
cuyo amor por su pueblo
es infinito)

Cuantas veces los murciélagos
anidaron en la espiga madura
para quebrantar el fruto perlado

¡No lo consiguieron¡

Se levantó el infundio
el egoísmo y la diatriba
le echaron mierda y lodo

¡No lo consiguieron¡

El hombre seguía firme,
iluminado
su mirada firme
su frente alta  deshojaba flores

Entonces dijeron:
ese diamante no es puro
esa alma  no es pura
nada es puro.

Se convocó a la mentira reptilezca
al odio insano
a la maldita calumnia
consuelo de incapaces y mediocres
y levantaron la sucia espuma
el hombre seguía incólume
era su fe su humildad
su ardiente amor…
Era su historia.

 

ME QUEDO AQUÍ   

(A katy, Carmen y Giuliana
sangre de mi sangre)

Me quedo aquí junto a mi cadáver,
esperando que vengas a darme un rezo
me quedo aquí
junto a éste cuerpo maltrecho
para darte mi corazón
que se enfermó de amor.

Me quedó aquí aún a sabiendas
que tu corazón lejano
está trepando los riscos
de tus  recuerdos.

Me quedo aquí, con el mismo número
en la misma dirección
para que cuando vuelvas
encuentres el camino libre y la puerta abierta.

Yo, te esperaré  agonizante, escribiendo  versos
recordando tus ojos y tus labios
dibujando en  mi mente
mil tristezas  de amor.

Se que te perdí, aunque nunca te tuve
o talvez te tuve en mi mundo
en mi tristeza y  en mi esperanza,
o talvez fuiste mía en mi locura,
y por eso me duele tanto perder lo que nunca tuve
y amar  a quién no  ama.

Por eso  soy el único, el que vive muriendo
el  que sigue muriendo y viviendo
en el confín de  tu mirada
de tu cuerpo  entero mi diosa inalcanzable
que me matas y me das la vida.
.
Hoy  he decidido quedarme aquí
en carne y hueso
no me voy, no soy cobarde,
lucharé por tu amor a través de mis versos
aún a sabiendas que conquistaré solo tu olvido.
pero me quedo aquí, como un guerrero
armado de versos.

 

CONQUISTEMOS EL MUNDO

Mujer en tus manos está el universo,
en tus manos está la luz
no me niegues la oportunidad
de  caminar tu camino iluminado
mira que  la luciérnaga apagada de mi corazón
está  enferma y necesita tu luz para vivir.

Cuantas veces he pensado
que es una locura pretender tan alta estrella
cuantas veces me he quedado en el umbral
de las tardes
como un guerrero abatido por  una espada  intrusa.

Pero no podía morir,  porque cada semana
tus ojos me daba la vida
y por una rendija de mi ser, una esperanza.

Entonces este guerrero moribundo,
sin armas y sin yelmo
un  dia. quiso alcanzar la estrella
armado de valor
después de mil batallas y al borde
de la muerte
arañó  tu limbo…
estrella solitaria  de la nada
espuma  vagabunda
de los besos rotos por  un rayo…
la  nada…

 

MUJER DEL TIEMPO

Mar que en tus olas
se inventó el deseo,
arca salvadora del crepúsculo,
regálame la flor de tus labios,
la candidez de tu mirada,
el pensamiento puro,
tus tardes de concierto,
tus sueños  de diosa
a la espera del alba.

Te inventaré mil palabras y
las elevare al viento,
para que me los devuelva
hecho himnos de esperanza
y en un atardecer  blindado de nostalgia
te entregaré  mi soledad
para  que lo sepultes.
¡PUERTO AMADO!
(A Chimbote tierra que me brindo 
hospedaje a mi paso por la vida)

¡Oh¡  puerto amado,
me duele hondo cuando te veo llorar en silencio,
cuando mueres de angustia cada tarde
vertiendo tus lágrimas
sobre tu mar agónico.

Veo miles  de mantos negros
oscurecer tu cielo
a cada estertor de las fábricas.
yo te he visto  convertido en depósito de hollines
tus calles, tus techos y tus plazas.
tu bahía,
en cloaca de desperdicios.

Chimbote amado, estoy viendo tu muerte
o tal vez muriendo contigo.
por qué por todas partes escucho tu llanto
por todas partes veo tu agonía.

Como quisiera volver a  ver tu playa limpia.
Limpio tu cielo, tus arenas blancas.
Pececillos dorados
jugando en tus aguas cristalinas como te vieron los ojos de los mochicas.
Quisiera que algún día las gaviotas
sean libres, que tu cielo vuelva a la vida
que mis hermanos vuelvan a respirar tu limpia brisa.

Julio Corvera Medina

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *