La corrupción nuestra y la prensa, el Perú no ha cambiado II parte

La corrupción nuestra y la prensa, el Perú no ha cambiado II parte

Eltayabamba.- En esta oportunidad y citando nuevamente en extractos de “Paginas Libres” escrita por Manuel Gonzales Prada en 1894; imagínese desde aquellos años casi en los inicios de la vida republicana nuestro País se contagió de corrupción crónica y hemos venido conviviendo pacientemente con esta lepra que se metió en todas las instancias de la sociedad, el periodismo no es ajeno y en la actualidad cobra vigencia con los  famosos sobornos de Odebretch la cual salpica a nuestra prensa, que dicho sea de paso y conforme a sus intereses reflejan un silencio cómplice:

(…)Los males causados por la falta de sinceridad y honradez resaltan en los diarios de Lima, casi todos sin opiniones fijas ni claras, defensores sucesivos del pro y del contra, apañadores de los más odiosos negociados fiscales, voceros de bancos, empresas de ferrocarriles, compañías de vapores y sociedades en que imperan el agio y el monopolio.  ¿Qué diarista limeño representa la encarnación de un principio? Mientras uno se acuesta montañés y se levanta girondino, el otro se duerme autocrático y se despierta anarquista. El liberal escribe en la hoja conservadora, el ultramontano en la revolucionaria. A nadie sorprende que un radical masón salga colaborando en El Pan del Alma o en El Amigo del Clero. Especie de moléculas errantes, nuestros famosos publicistas entran hoy en la combinación de un sólido, mañana en la de un líquido, pasado mañana en la de un gas.  Algunos de ellos infunden conmiseración y repugnancia. Clowns gibosos y encorvados, viven desde hace treinta o cuarenta años repitiendo la misma ensalada de chistes vulgares, ejecutando las mismas cabriolas, dándose las mismas costaladas y sacándose del estómago el mismo cintajo policromo y chillón. Atraviesan las calles, denunciando la lucha entre la muerte que les inclina hacia el suelo y la tierra que siente asco de recibirles. Van donde el negocio les llama, habiendo tenido la imprudencia de afirmar que el periodismo no es una cátedra sino una empresa industrial. Pasan de civilistas a demócratas y de opositores a gobiernistas, sin modificaciones en el fondo, con simples cambios en la superficie: mudan de piel como las víboras, no atenúan la virulencia de su ponzoña. A más del clown, representan en nuestra sociedad al bravo de la Edad Media: el bravo clavaba un puñal, si le ofrecían una bolsa; ellos hincan la pluma, si les decretan la subvención fiscal o les arrojan las propinas individuales. La falta de sinceridad y honradez se juntan casi siempre al exceso de ignorancia, hasta cabe afirmar que la ignorancia con humos de suficiencia vive inseparablemente unida a la improbidad: un espíritu honrado aprende antes de enseñar y no enseña lo que ignora. Si hay delito en alquilar su pluma y vender sus opiniones, también le hay, quién sabe mayor, en divulgar una ciencia que no se posee y llevar el engaño a los ignorantes y los sencillos(…).

Como refería en el anterior artículo, pareciera que los textos reproducidos (Horas de Lucha) cobran vigencia en estos escenarios actuales, donde vemos que la corrupción campea por todos lados, con Presidentes de ayer y hoy salpicados con dinero sucio, funcionarios comprometidos en coimas, jueces y fiscales timoratos y dependientes del poder y las coyunturas, periodistas camaleones que se disfrazan de moralistas y políticos oportunistas que intentan lavarse el rostro cuando tienen sucia la conciencia; la sociedad hipnotizada por la prensa con realitys, bailes, escándalos, ampays, ovnis, asesinatos, reinas de belleza, peloteros, memes y agonías de peces flacos, avanzamos rumbo al bicentenario de la independencia; me pregunto cuál independencia sí nunca pudimos liberarnos de la misma clase corrupta que nos gobernó, nos gobierna y todo indica seguirá gobernando.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

1 Comentario

  • MG. MANUEL CORREA BARRIOS 9 febrero, 2017 11:30 am

    “EL PERÚ” Y TODOS LOS CARGOS DE CONFIANZA SON UNAS LLAGAS PODRIDAS EN DONDE SE PONEN LOS DEDOS Y BRINCA PUS MARRÓN PARECEN LOS ZORRILLOS QUE APESTAN Y CONTAMINA EL MEDIO AMBIENTE

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *