Ley contra violadores: “Bisturí” sería más efectivo que “jeringa”

Ley contra violadores: “Bisturí” sería más efectivo que “jeringa”

Tayabamba.- La aprobación en el Congreso en primera votación para aplicar la cadena perpetua para los violadores de menores de 14 años y la castración química, es un avance en el combate a este flagelo, pero en nuestros país, dado su mentalidad, aplicar el bisturí en el quirófano hubiera sido más efectivo que la jeringa.

Una ley que convierta en eunuco al violador, produciría mejores resultados en un país machista; sobre todo por su efecto disuasivo; pero la jeringa es un avance.

La castración química ya se aplica en varios países como Estados Unidos, Rusia, Polonia, Estonia, Corea del Sur.

¿QUÉ ES LA CASTRACIÓN QUÍMICA?

La castración química es un procedimiento que se aplica a través de inyectables para boquear el eje hormonal masculino, lo que produce la pérdida del lívido o el impulso sexual.

El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, opinó que también hay que acabar con la cultura machista y patriarcal que agudiza el problema de las violaciones.

“Más que endurecer las penas para los casos de violación sexual es necesario aplicar políticas de prevención y acabar con la cultura machista y patriarcal que predomina en nuestro país desde tiempos inmemoriales”, dijo Duberlí Rodríguez.

MACHISMO Y EDUCACIÓN

El pulso de una sociedad educada, es sin duda, su sensibilidad, la que se logra no con la “instrucción escolar” “2+2= 4”; sino ahondando en el interior de la persona, es decir, la educación en el verdadero sentido de la palabra.

Si el individuo no puede ver el ángel en el niño o la niña; la belleza en el trato amable y educado; es porque su mente aún está mirando su propio ombligo, y distante de la cultura que lleva a la civilización.

Para educarse hay que empezar por ser humilde y sencillo; porque en una personalidad arrogante y prepotente no se puede colocar la luz.

La mente en su oscuridad produce orgullo y juzga a todo aquel que conozca según su condición mental; en ciertas circunstancias para educar no basta el amor comprensivo, aveces hay que extirparle el tumor de su ceguera, y eso puede producir dolor.

Las normas aprobadas por el Congreso para frenar las violaciones a menores de edad, son un buen comienzo, pero aún resta el camino más largo: La educación y la aplicación de la ley.

Eltayabamba.Com

 

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *