No es laguna, es Lago. El Lago de Piás

No es laguna, es Lago. El Lago de Piás

Eltayabamba.- Resulta que la llamada “laguna de Piás” no es laguna sino Lago; pero la repetición centenaria, como en todo, le ha estampado el calificativo de laguna.

Las lagunas, que abundan en nuestra provincia, desde espejos seductores hasta oscuras y tétricas; y otras, chúcaras y encantadas, como dice la tradición popular; todas bajo las mismas características, su profundidad en menor grado a la de un Lago.

La mayoría de los especialistas coinciden en que la diferencia principal entre una laguna y un lago, radica en la profundidad y en el modo como se alimenta de agua.

Los lagos suelen ser más profundos y extensos; el límite para diferenciar un lago de una laguna son 15 metros de profundidad en España, y 10 metros en Argentina; además de su extensión.

El Lago de Piás tiene una extensión de 2500 metros de longitud, según la literatura oficial peruana, y según medición satelital 3,751  de longitud (de punta a punta); así mismo la parte mas ancha mide 1447 metros; con una profundidad de 190 metros aproximadamente, lo que sobrepasa con creces la medida de profundidad que determina la diferencia entre laguna y lago.

Así mismo los lagos son alimentados por un río, como es el caso del Lago de Piás, de donde además se origina otro torrente, el río San Miguel.

En tanto que las lagunas suelen ser alimentadas por las lluvias y manantiales por lo que durante las estaciones de sol suelen tener mermas en su volumen, que es el caso de la mayoría de las lagunas de nuestra provincia.

Se sabe que las lagunas suelen ser más productivas que los lagos, debido al mayor contacto de los sedimentos con la superficie del agua, característica que también corresponde al Lago de Piás, el que es menos fructífero que las lagunas patacinas; indudablemente muy aparte a la clara contaminación que sufre el lago en la actualidad.

Las lagunas que son extensiones de agua estancada, por su poca profundidad, permite que el sol penetre hasta su fondo e impide la formación de estratos térmicos; en tanto que en los lagos, se distinguen dos zonas, una, afótica o sin luz; y otra, fótica o iluminada, características que también se verifican en el Lago de Piás.

Si alguien nos mirara desde el cielo, vería en nuestro Pataz, una extensa tierra en cuyas hondonadas rodeadas de cerros azulados, espejean las seductoras lagunas; y en su norte, un gran espejo liquido brillando al sol, el Lago de Piás.

Por: Arnold Melgarejo López
Licenciado en Relaciones Internaciones
Universidad de Panamá

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *