Ahí está el detalle, joven

Ahí está el detalle, joven

Eltayabamba.- Nuestro Congreso y sus congresistas, últimamente han sido objeto de cuestionamiento por gran parte de la población que percibe un evidente decaimiento político y moral cuyas actuaciones marchan de espaldas a la realidad nacional.

En algunos casos sus actuaciones son patéticas, si tomamos como referencia la suspensión de Kenji Fujimori, Bocangel y Ramírez, con marchas y contramarchas, con interpretaciones y decisiones propias de una película de Cantinflas.

Ahí está el detalle joven, va a someterse a votación si se aprueba que el dictamen de la comisión de acusaciones constitucionales que ya se discutió en la comisión de portavoces, porque dicho acuerdo está en desacuerdo porque no se acordó lo que acordamos y luego se acuerda que no se discuta los desacuerdos, pero si alguien está de acuerdo que muestre su desacuerdo.

Ahora pasaremos a la votación joven, solo podrán votar los que no votaron en la votación previa porque ya votaron previamente y por lo tanto solo podrán votar los que todavía no votaron, pero eso no quiere decir que los que no pueden votar también voten y así la votación se votará para ver quien vota y quien no vota, a lo mejor nadie vota, pero mejor votamos porque para eso estamos y el que no vota que vote para que no vote o para que vote en fin todos votan pero el que está impedido igual que vote para sepan que no vota.

Mira chato, ahora si le agarramos a la suspensión o al desafuero al fin y al cabo con el uno o el otro caen y que se levanten si pueden a lo mejor les desaforamos sin suspenderlos y nos ahorramos la suspensión porque si les suspendemos a lo mejor se quedan y ese ya es otro cuento, porque ya estando suspendidos pues ni modo no tienen como caerse porque están suspendidos, digo mejor desaforados y entonces cual es la diferencia, luego luego no vaya ser que se desaforen solos y paque estamos nosotros manito.

Y como le hacemos el cálculo, si contamos cuantos somos, pos entonces la cosa cambia verdad? La mitad de ciento treinta, es el tercio de noventa y la mitad del tercio, ahí si me agarraste manito le aplicamos la aritmeitica y resulta que la mitad de todos es la otra mitad y solucionamos el problema, nada más que hay que tener buen ojo para aplicar quien está en una mitad y quien está en la otra, al fin y al cabo todo está claro verdad mis cuates ?.

Las cosas claras mano, tal como deben ser, pos si nos son claras ni modo que alguien lo aclare porque si ya votamos y no resultó lo que queríamos, ni modo votemos de nuevo a quien le importa lo que queremos si lo que queremos es que estos chatos se vayan porque ya mucha vuelta hombre, como quien dice paque tanta vuelta si a la final va resultar lo mismo y así todos contentos y no que no después cobramos y ahí sí que no se metan con el bolsillo porque ahí si me rajo, luego uno de que vive si no es de la plata que les sacamos a todos verdad, ahí si nadie discute ni se oponen, bola de pelados y montoneros estos.

Y el pueblo, de que pueblo me habla mi presidenciable, el pueblo pos es el pueblo y como al pueblo no le importa el pueblo, ni modo, ahí está el detalle joven y materialmente cada uno vive como puede porque si no puede ya es hora que pueda, porque de poder puede a no ser que no quiera poder lo que puede. He dicho.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *