Wenzel Miranda: Chortate

Wenzel Miranda: Chortate

Eltayabamba.- Los grupos sociales que tienen en común una tradición, un ambiente y afinidad, por lo general comparten algunos términos que se han ido consolidando en el tiempo y a veces los orígenes de los mismos son desconocidos.

En Tayabamba, aun se conservan algunas palabras del parlar cotidiano y que han sido utilizados por generaciones y que constituye una forma de comunicación en camaradería; una de esas palabras es precisamente chortate, que sustituyó al primigenio enchortate, que traducido al cristiano significaba invita o invítame.

Muy común, familiar y divertido el termino, utilizado en la jerga estudiantil de la época en los años setentas y más del cual fui militante; ya sea en la escuela o en el colegio el chortate despertaba el interés por compartir algún bocado, golosina o lo que fuere en el ocasional comensal; los toribianos de aquella década recurríamos al chortate cuando algunos de nuestros amigos en la hora del recreo o a la salida del colegio compraban o en otras ocasiones, creo la mayoria fiábamos los famosos atranques (peculiar manera de llamar a los sabrosos dulces de alfajores, que evolucionaron de las populares champas y que los vecinos del colegio los expendían calientitos recién salidos del horno, otros los decían los alfajorifasgos); volviendo a los atranques, estos pasteles sabrosos y calientes constituían la delicia de todo estudiante; aquel que no consumió un atranque en aquellas épocas de seguro no era toribiano, se consumían todos los días, más en las salidas del medio día y al finalizar la tarde; sería interesante conocer el autor del término atranque; lo de alfajorifasgo, lo acuñó Hugo Ramos, me consta).

No siempre había dinero para comprarlos todos los días, más aún cuando ya se había agotado el crédito y no había posibilidad de pedir fiado y ya no recibían la insignia a cambio, entonces acudíamos al famoso ruego; chortate, chortate, para conseguir un pedazo del rico manjar, a veces el chortate no era gratuito, alguna dadiva como los lapiceros o las bolitas de cristal (las tocas o las lecheritas) se ofrecían a cambio de algún bocado.

El origen del término, difícil ubicarlo, pero es seguro que alguien le puso su sello de originalidad al igual que a los atranques o alfajorifasgos, que en el tiempo se van diluyendo pero que de seguro permanecerá como recuerdo en muchos que por casualidad compartan este artículo y recordarán aquellos tiempos.

Lo mas cercano que encontré al posible origen o derivación del chortate, se encuentra en un vocablo de la lengua Hindi, cuyo significado de enchortate es encantar; no afirmo que ese sea su raíz lingüística, pero tiene mucha afinidad en cuanto a su contenido y es que el chortate no era otra forma que encantar al afortunado comensal de los atranques, champas, lompleys, (biscochos grandes que se expedían en el mercado y su bautizo como tal, estaba referido a los discos de música grandes que se utilizaban en los tocadiscos de la época); la esencia del chortate, era el compartir en camaradería, en gallada, con la chochería o entre patas, en suma como el mandamiento cristiano de la comunión compartiendo el pan y quizás más que eso, la simple amistad aquella que no debería perderse en ninguna circunstancia.

Hasta la próxima,

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *