Contigo Huaylillas

Eltayabamba.- El Sol del Valle, tiene hoy motivos para brillar con más fuerza, pero es necesario que sus autoridades y su población no se sientan solos.

Huaylillas, un distrito privilegiado por su clima, su diversidad biológica y sus costumbres, se ve amenazado a merced de la creciente ambición de la explotación minera y el conflicto parece estar llegando a su punto crucial y álgido, luego de haberse llevado a cabo algunos intentos de solución pacífica con los representantes de la Empresa Minera Caraveli.

Lo reprochable de algunas empresas mineras que operan en nuestra provincia es su doble rasero; en primer lugar distraen a los pobladores con algunas dadivas y ofrecimientos que nunca se cumplen para ir adentrándose a los territorios y dar inicio a sus actividades exploratorias, luego si encuentran algún obstáculo o reclamo contra sus intereses, se ofrecen a dialogar pero al mismo tiempo proceden a denunciar penalmente a dirigentes y pobladores que se oponen a sus intereses, para luego utilizar el chantaje de retirar las denuncias si dejan de oponerse a sus pretensiones y ya hemos sido testigos de cómo la justicia a puesto más de un dirigente tras las rejas; pareciera que ese es el modus operandis es decir dialoguemos pero te recuerdo que estas denunciado y si quieres que retire la denuncia déjame seguir llevándome tu riqueza, que tal conciencia.

Eso al parecer está sucediendo en Huaylillas; mientras los pobladores defienden lo que por derecho les corresponde, autoridades, dirigentes y pobladores ya están siendo denunciados y por lo visto esta maniobra no ha causado temor en sus pobladores muy por el contrario han asumido una actitud de defensa de sus tierras y desde luego merecen todo el apoyo para frenar el abuso y la ambición desmedida; el oro no puede anteponerse a la vida.

Quien haya visitado Huuaylillas, aparte de la calidad hospitalaria de sus pobladores, está la belleza de su paisaje natural asentado en un valle tropical privilegiado por su clima que permite el desarrollo de la actividad agrícola y ganadera, sus campos verdes y sus árboles frutales constituye un atractivo particular sumado a ello la crianza de vacunos de los cuales se obtiene la leche, quesos y manjares a su estilo; de otro lado sus caballos de paso son el atractivo turístico para este querido pueblo.

Hoy están luchando por el derecho a vivir en un ambiente sano donde los ríos no se contaminen con los relaves, la tierra por historia les pertenece, no se puede permitir que sean despojados de sus ambientes naturales y condenados a vivir en condiciones de riesgo para la salud; Huaylillas siempre fue agrícola y ganadera, se debe respetar la bendición de la naturaleza con este valle, que nada perturbe la acogedora paz de sus campiñas.

Debemos hacerlos sentir que no están solos, la comunidad de Patacinos desde cualquier lugar del orbe debemos solidarizarnos con ellos y hacerlos saber que estamos pendientes de su causa, un pueblo que lucha nunca está solo.

Fuerza Huaylillas.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *