Martes Julio 17 2018
Buscar:

La cadena de la corrupción

La cadena de la corrupción

“El que no se atreve a ser inteligente, se hace político”. Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) Escritor español.

Se difunden videos en los cuales se muestran componendas de congresistas con funcionarios del Estado negociando votos a favor de la no vacancia.

No sería novedad si no estaríamos frente a una coyuntura de la cual todo el mundo está pendiente, porque en otras circunstancias pasarían desapercibidas porque así es como funciona la cosa nostra en la clase política (recuerdo un pasaje de la serie Escobar el Patrón del Mal, cuando fue elegido en 1982 como miembro de la Cámara de Representantes del Congreso colombiano y sus secuaces le preguntan cómo le iba en su nueva faceta de político y este responde: “estando aquí me doy cuenta que nosotros los bandidos somos más decentes que estos señores políticos”; también aquella frase que se atribuye al mafioso Al Capone que leí en alguna parte: “no tengo de que avergonzarme porque nunca fui un político”.

Siempre lo supimos que la corrupción anda de la mano con la política, pero seguimos insistiendo en elegir como nuestras autoridades y representantes aquellos que más mienten y hasta ofrecen hacer puentes donde no hay ríos y en cada proceso electoral elegimos a los nuevos aspirantes a millonarios.

Lo que acabamos de ver mediante los videos es una confirmación visible de cómo funciona la cadena de la corrupción, a todos les cae alguito y el modus operandis siempre ha sido el mismo desde los inicios de la república y mucho antes, sino como cree, salvo honrosas excepciones que aquellos que han sido autoridades elegidas y han tenido en sus manos fondos públicos terminan como empresarios o fundando partidos y como lo hacen, cual es el negocio? simple, lo acabamos de ver, si eres Alcalde, te cae el famoso porcentaje, pero si tienes obras de mayor envergadura, te visita el consejero o congresista y se ofrece mediante sus “influencias” sacarte la obra, pero ojo no es por amor al pueblo, sino por amor al dinero porque también exige su porcentaje y la cadena va más allá, el consejero o congresista debe tener sus contactos arriba para obtener beneficios y desde luego el funcionario de cualquier nivel de gobierno encargado de priorizar las obras o aprobar los presupuestos, exige lo suyo, ya pues hermanito y como es la mía y cuando las obras implican millonarias ganancias intervienen directamente las esferas más altas del poder es decir Ministros de Estado, incluso Presidentes y que se negocian? la respuesta es coimas, prevendas, favores políticos, cargos públicos, apoyos a las campañas políticas, que la Fiscalía deje de perseguirles, el fallo favorable del Poder Judicial, etc., etc., etc, ah me olvidaba, también se negocia votos en el congreso.

Los muy optimistas dicen que después del jueves, será otra historia yo digo que será la misma, lo único que cambiará serán algunos nombres y personajes, pero mientras la política sea concebida como un buen pretexto para hacerse rico, nada habrá cambiado, seguiremos enfrascados en la cotidiana rutina, los realities y el mundial de futbol nos paralizarán nuevamente y aprovecharan los próximos aventureros para preparar la nueva cosecha.

La calle empieza a sonar, pero luego se apaga, somos entusiastas y protestantes por momentos, por conveniencias, cada quien defiende lo suyo, su partido, su agrupación, su ONG, su religión, su bolsillo, pero lógico es una lucha por intereses y la Patria que siga jodida.

Una reflexión final de toda esta tragicomedia; es seguro que después del jueves habrá un nuevo Presidente, lo que pase después será circo y bataola, lo que les encanta a los demagogos, si repasamos la historia, esto ya se vivió en los noventa y los protagonistas usaron los mismos métodos ayer Montesinos, hoy Odebretch, los Fujimori, nos deben muchas más explicaciones y los demás políticos comprometidos deberían pasar de la cárcel al olvido, los partidos deberían renovarse (misión imposible) es difícil para la casta dirigente desprenderse de la mamadera, porque tal cual lo dijo PPK, en una respuesta a la Comisión Lava Jato: que, quieren que me quede pobre? eso refleja que en los políticos hay un pánico a morir pobre.

Entonces tenemos futuro? alguien lo dijo hace décadas: refundemos la república y eso implica sacrificios, eso implica que los jóvenes de ahora nos muestren su grado de indignación y levanten las banderas de la renovación, el cambio y la moralidad; lo dijo Haya de la Torre en su momento: “Que los jóvenes nos demuestren que son los jóvenes, sino nosotros los viejos seguiremos siendo los jóvenes”.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *