Oro para el rescate, Lucrecia Vidal Arias

Oro para el rescate, Lucrecia Vidal Arias

Eltayabamba.– Conforme lo anunciamos en la edición anterior, iniciamos destacando la vida y obra de nuestros escritores y poetas Patacinos que integran la galería cultural en este portal web cuyo aporte debe ser conocido y ampliamente difundido; empezamos con Lucrecia Vidal Arias, cuya obra cumbre Oro para el rescate mantiene su vigencia y su valor histórico destacando los inicios de la actividad minera y las vivencias que de ellas derivan en nuestra provincia recogidas con especial cuidado por la autora.

Lucrecia Vidal Arias; Huaylillana de nacimiento de padre tayabambino y madre parcoyana, lleva en los genes la mixtura de nuestros paisajes y climas; la calidez y ternura que inspira el valle, la solemnidad que refleja el Pahuarchuco y la brillantes que aporta la tierra del oro; maestra por excelencia y madre excepcional conforme lo describen sus biógrafos.

Su producción bastante leída por cierto, sale a la edición el año 1979 describiendo la importancia y el papel protagónico de la provincia de Pataz como principal centro aurífero del norte del Perú precolombino, cuyo aporte mediante el metal precioso se utilizaron en los famosos templos del Sol y la Luna de las culturas Moche y Virú, al mismo tiempo que era utilizado por los pobladores mediante el trueque generando una actividad colectiva que se mantuvo a través de los años generando ingreso y prosperidad en los pobladores.

Destaca en la obra, las actividades mineras originarias extractivas y que aún se vienen utilizando en menor escala, sobresaliendo los distritos de Buldibuyo y con especial énfasis Parcoy donde los molinetes se constituyen en la herramienta fundamental en esta tarea que requiere ser movidos por los pies en una especia de vaivén donde la piedra va triturando el metal en una base conocida como batan, previamente el mineral es fracturado mediante combas para obtener partículas más pequeñas que serán procesadas luego en el molinete, conocido también con el nombre de molino del Inca; refiere nuestra autora un intercambio tecnológico y cultural entre los mineros Patacinos y los provenientes del Altiplano, puesto que algunas tradiciones costumbristas se reflejan en las celebraciones más conocidas como es la fiesta de la virgen de la candelaria, cuya celebración se lleva a cabo en Collay uno de los pueblos más antiguos de la provincia.

La parte medular de la obra y de allí el propósito del título, está referido a la finalidad del oro Patacino como mayor contribución al famoso episodio histórico del rescate, donde el Inca cautivo Atahualpa ofrece oro al invasor a cambio de su libertad. En otros pasajes de la obra se encuentran los registros de la visita del sabio Antonio Raymondi a Pataz en el año 1880.

Quienes han leído la obra y aquellos que deberían hacerlo, encontraran además las descripciones al detalle de cómo se fue forjando la nueva sociedad en nuestra provincia, además de impregnar un mensaje critico real y contundente al abuso cometido tanto por el colonizador como por la presencia de las empresas que se instalaron en las zonas ricas en oro y el mensaje que nos deja es vital y constituye el mayor legado que Lucrecia Vidal Arias deja a la posteridad, escrito con apasionamiento y que debemos conservar y difundir: “Que en adelante la historia no se repita. Que no aparezcan conquistadores ni aventureros, piratas ni corsarios. Y así como de esta tierra salió el oro para el rescate del último Inca del Imperio, que la riqueza que aún queda por extraer, cual ilusoria indemnización de una breve florescencia, rescate el bienestar y la felicidad para sus hijos y para quienes la produzcan”.

Sin duda, una obra que no pierde vigencia y debe constituirse como una fuente permanente de lectura para seguir conectados con nuestra historia, es necesario mencionar que así como Lucrecia Vidal Arias, existen textos producidos por escritores patacinos que no están difundidos y que sería importante considerar como es el caso de Fabriciano Vásquez, quien describe en sus obras relatos y cuentos sobre la actividad minera en Parcoy y ensaya un posible significado del origen de la palabra Pataz y su significado.

Volvemos en la próxima edición, destacando la obra y producción del siguiente en la lista de Letras Patacinas; nuestro poeta y escritor: Julio Corvera Medina.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *