Políticos de ayer, políticos de hoy; la involución histórica

Políticos de ayer, políticos de hoy; la involución histórica

“Un buen político es aquel que, tras haber sido comprado, sigue siendo comprable”. Winston Churchill

Dicen que toda comparación es odiosa, pero creemos que, si se hace para marcar las diferencias y resaltar las coyunturas es como sentarse cómodamente, canchita en mano y disfrutar una película como cowboys vs aliens.

Políticos de ayer y políticos de hoy, la gran diferencia en términos de historia, tradición, cultura, moral, militancia y trayectoria; nuestro país desde muchas décadas dejó de ser la cuna de políticos de estirpe como aquellos de la generación de los 60, 70 y 80 (coincidencia con la mejor música que se produjo en estas décadas), todos provenientes de partidos políticos con ideologías sólidas y consolidadas de derechas centros e izquierdas aun las radicales, mencionaremos algunos con las disculpas de las involuntarias omisiones, políticos de derecha o social demócratas Luis Antonio Eguiguren Escudero, Héctor Cornejo Chávez, Acción Popular. Fernando Belaunde Terry, Valentin Paniagua Corazao, Javier Alva Orlandini, Javier Arias Stela, Gastón Acurio Velarde (Padre), Manuel Ulloa Elias, Sandro Mariátegui Chiappe, Eduardo Orrego Villacorta, Mirco Cuculiza, Julio Oscar Trelles Montes y otros, en el Partido Popular Cristiano, Luis Bedoya Reyes, Roberto Ramírez del Solar, Ernesto Alayza Grundy, Alberto Andrade Carmona, Antero Flores Araos, Felipe Osterling Parodi, Luis Guisti la Rosa; Lourdes Flores Nano, y otros; en el caso del Partido Aprista Peruano, es el que mas a destacado en cuanto a cuna de destacados políticos desde Víctor Raúl Haya de la Torre, Manuel Seoane Corrales, Manuel Arévalo Cáceres, Ciro Alegría, Armando Villanueva del Campo, Luis Alberto Sánchez, Ramiro Priale, Agustin Haya de la Torre, Luis Felipe de las Casas, Fernando León de Vivero, Andrés Towsen Escurra, Javier Valle Riestra, Carlos Enrique Melgar, Luis Negreiros Criado, Luis Heysen Zegarra, Guillermo Larco Cox, José Humberto Murgia Zannier, Luis Santa María, Jorge Torres Vallejos, Luis de la Puente Uceda, Enrique Chirinos Soto, Magda Portal, Hilda Urizar, Juana Castro, Mercedes Cabanillas y otros destacados luchadores sociales, por su parte la Izquierda Peruana, tiene como referentes desde José Carlos Mariátegui, Jorge del Prado, Alfonso Barrantes Lingan, Javier Diez Canseco, Carlos Malpica, Hugo Blanco, Genaro Ledesma Izquieta, Agustín Haya de la Torre (hijo), Manuel Dammert Egoaguirre,  Rolando Breña Pantoja, Horacio Zevallos Gámez, Ramon Barrera, entre otros connotados dirigentes de base.

Esta generación, desde luego referencial, porque las décadas de los 60, 70 y 80, se caracterizaron por irrupción de políticos que ya son parte de la historia republicana y su participación en la organización social o el parlamento dejaron una huella de integridad y la militancia en una causa y en los ideales con los cuales cada quien abrazaba como bandera de lealtad y constancia.

A partir de los 90 en adelante, las décadas perdidas, salvo excepciones, hemos sufrido la degeneración de la política y los políticos, que no nos sorprenda políticos que vendían sus conciencias en la famosa salita del SIN, que cambiaban de ideología o partido solo por intereses personales, inmersos en denuncias y corrupción, los comeoro, robacable, comepollo, aparecieron en nuestro escenario parlamentario y la política se prostituyó o se alquiló a los intereses económicos o de grupo.

Se imagina usted querido lector, por citar algunos ejemplos, a José Carlos Mariátegui, negociando su voto a favor de las empresas transnacionales? ¿A Luis Alberto Sánchez, no pudiendo explicar cómo terminó la secundaria? a Valentín Paniagua, grabando una conversación de sus colegas parlamentarios ¿a Roberto Ramírez del Villar, negociando votos para recibir apoyos personales? a Manuel Seoane, llamando a los Jueces para obtener favores en sus procesos judiciales? A Fernando Belaunde Terry, no queriendo reconocer a sus hijos? o al propio Víctor Raúl Haya de la Torre, cobrando más de lo que le corresponde por representar a la nación? imposible.

Para culminar estas odiosas pero necesarias comparaciones, eché un vistazo a Wikipedia y por curiosidad busque información sobre las biografías de los Presidentes del Congreso de antes y ahora, FIJENSE LO QUE ENCONTRÉ:

Luis Alberto Sánchez. Presidente del Senado 1965 – 1966. (Lima, 12 de octubre de 1900-Lima, 6 de febrero de 1994). fue escritor, abogado, historiador, periodista, crítico literario, traductor y político aprista peruano. En 1931 se afilió al Partido Aprista Peruano, del cual fue uno de sus más importantes líderes. En ese mismo año fue elegido diputado al Congreso Constituyente. Trabajó como profesor visitante y periodista en Cuba, Centroamérica y Ecuador. En 1933 retornó al país al amparo de la amnistía decretada por el gobierno de entonces (el de Óscar R. Benavides). Asumió entonces la dirección del diario La Tribuna, vocero del aprismo. Pero al reiniciarse la persecución antiaprista, fue nuevamente deportado en noviembre de 1934. En 1943 retornó al país y en 1945 fue elegido diputado por Lima. En abril de 1946 es elegido decano de la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y, poco tiempo después, rector de la Universidad para el período de 1946 a 1951; como tal, actualizó el proyecto del rector Manuel Vicente Villarán, para la construcción de la Ciudad Universitaria. A finales de 1946 fue nombrado jefe de la delegación peruana en la Unesco. Retornó a las labores legislativas al ser elegido miembro de la Asamblea Constituyente (1978-1979), de la cual fue Primer Vicepresidente y Presidente de la Comisión Principal. A raíz de la enfermedad del Presidente de la Asamblea, Víctor Raúl Haya de la Torre, se encargó de su conducción durante el transcurso del debate constitucional.    ( etc, etc, etc.)

Daniel Enrique Saleverry Villa  (Trujillo, La Libertad, 7 de agosto de 1972) Presidente del Congreso 2018 – 2019.

Hizo sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Claretiano de su ciudad natal. Empezó a estudiar arquitectura en el año 1989 en la Universidad Privada Antenor Orrego, abandonando la institución en 1996, y culminando el octavo ciclo con un promedio acumulado de 8.77, figurando como alumno desaprobado. Según las investigaciones, Salaverry desembolsó a su alma mater el monto de 1653.00 S/. por concepto de reanudación de estudios, intereses moratorios, y matrícula, sorpresivamente culminando sus estudios en 2015 en la Universidad César Vallejo. Por consiguiente, los documentos indicarían que proporcionó información incorrecta en 2014 al no concordar con los datos de la Superintendencia Nacional de Educación Superior en torno a su título de Bachiller y su Licenciatura, que recién obtuvo en 2015 y 2016 respectivamente, alegando que los ostentaba en 2014 ante los medios por su postulación a la Alcaldía de Trujillo. Fue militante aprista de 2002 a 2014. Actualmente forma parte del fujimorismo con Fuerza Popular. En 2006 fue elegido, como regidor de la Municipalidad de Trujillo, mientras 2011 logró ser postulado sin éxito a la alcaldía de Trujillo por el Partido Aprista Peruano. En 2014, fundó el Movimiento Político Democracia, Seguridad y Valores, para luego postular por Fuerza Popular a la Alcaldía de Trujillo por segunda vez, perdiendo contra el independiente Coronel de la PNP, Elidio Espinoza Quispe.

En 2016, fue elegido al Congreso de la República del Perú representando al distrito electoral de La Libertad. Ha ostentando el cargo de Vocero de la Bancada Parlamentaria de Fuerza Popular, para luego ser elegido Presidente del Congreso de la República del Perú para el Período Anual de Sesiones 2018-2019.

Y no lo digo yo, está en Wikipedia; saque Usted sus propias conclusiones.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *