Reconciliación? como, donde, con quién?

Reconciliación? como, donde, con quién?

Acaba de juramentar el llamado gabinete de la reconciliación.

Reconciliación?

El termino reconciliación utilizado como cliché por un ejecutivo que perdió credibilidad tiene solo eso.

Que significa Reconciliación? vamos al origen de su significado: según su origen etimológico se trata de una palabra que deriva del latín “reconciliatio”, que puede traducirse como “la acción y el efecto de volver a unirse”.

Alguien ya lo dijo, no se trata de un nuevo Gabinete, es el mismo con algunos cambios nada significativos es un cambio de nombres que no garantiza necesariamente la comunión de ideales o el producto de una concertación de fuerzas políticas porque ninguna de ellas salvo la oficialista había mostrado su disposición de participar.

Con quienes pretende reconciliarse el Presidente? quizás con su Partido, porque en las otras tiendas se niegan a olvidar y perdonar a un Presidente desorientado y a una primer Ministra con desmesurado apetito de poder.

El gabinete de la Reconciliación ya generó la primera reacción; el Apra expulso de forma definitiva a los hoy Ministros Javier Barreda y Abel Salinas y si es consecuente con sus principios debería hacer lo mismo con sus congresistas que votaron en contra de la vacancia.

Sin dudas, la designación de estos nuevos ministros genera posiciones encontradas, por un lado expectativas para consolidar un equipo que responda a las necesidades nacionales que se vienen expresando con preocupación porque hasta hoy no se perciben mejoras en la calidad de vida de los ciudadanos y por otro lado la desconfianza generada a partir del caso Lava Jato que pende como una espada de Damocles sobre la clase política que pretende marcar distancia pero cada vez salen nuevas evidencias del nivel de corrupción en todos los niveles del Estado.

Así como el denominado presidente de lujo, el gabinete de la reconciliación, solo representan frases demagógicas que solo sirven para disfrazar la realidad, el Perú a partir del indulto se partió en dos, uno mas que otro, a favor y en contra y hasta una tercera parte que no le interesa nada, es posible una reconciliación en estas condiciones ? es acaso posible obtener una sola mezcla uniendo el agua y el aceite ?.

Un País con heridas abiertas, con desigualdades pobreza y riqueza extrema, con ideologías opuestas, con un sistema educativo elitista y discriminador, la educación pública para los pobres y la privada para los ricos; es posible reconciliarse con una clase política corrupta?

Reconciliémonos con nosotros mismos, esa es la primera tarea para que lo demás sea posible, no pidamos peros al olmo, ni al Papa milagros porque no va a poder hacerlos.

Por: Eliseo S. Wenzel Miranda

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *