Wilmer Domínguez: La Batalla entre Windows y Linux

Wilmer Domínguez: La Batalla entre Windows y Linux

Eltayabamba.- Cuando William H. Gates y Paul Allen fundaron Microsoft, allá por el año 1975 nunca imaginaron que un día sus programas estarían instalados en el 90 % de las computadoras del mundo, y que gracias a ello desarrollarían un poder nunca antes visto o experimentado por la humanidad. Según Net Market Share, la cuota de mercado de los productos Microsoft en el mes de Abril del año 2017 era de: Windows 7 un 48.5 %, Windows 10 un 26.28 %, Windows XP un 7.04 % (a pesar de que ya no tiene soporte), Windows 8.1 un 6.96 %, Windows 8 un 1.59 %, es decir que Microsoft tiene el 90.37 % de la cuota de mercado en todo el mundo, le siguen Mac OS x 10 con un 3,21 %, Linux con un 2.09 % y otros Sistemas Operativos con un 4.35 %.

Esta es la realidad para el mercado de computadoras personales, sin embargo cuando investigamos el mercado de las Super Computadoras, la cosa cambia considerablemente, en este campo el líder indiscutible es Linux. De las 500 super-computadoras mas potentes del mundo, ninguna utiliza Windows, ni Mac OS, todas ellas utilizan Linux. ¿Y esto como es posible? ¿No que Windows es el líder?

Esta es una realidad que nos debería hacer pensar y reflexionar seriamente, cuando se trata de técnicos informáticos del mas alto nivel, no tienen ninguna duda, trabajarán con Linux, lo mismo pasa con los centros de investigación y desarrollo mas importantes y punteros del mundo, en todos ellos los sistemas operativos Linux son la norma ¿y porque Windows no esta presente a este nivel?…. Sencillamente porque no puede competir con la seguridad, la flexibilidad y el poderío de Linux.

De inmediato nos viene la pregunta ¿Y como es que si Linux, que es un Sistema Operativo de código abierto, esto es Software Libre, es el mejor y mas potente del mundo, no se utiliza en las computadoras personales? Me atrevería a decir que es básicamente por tres razones, la primera es: que cuando compras una laptop o una computadora de sobremesa, te vendrá ya instalado con Windows y para la inmensa mayoría de las personas que no tienen mucho interés por la informática ya les sirve, aunque luego tengan que pagar por las licencias del Office, del Fotoshop, o tener que tener siempre su antivirus actualizado etc, etc y si no quieres pagar te veras obligado a piratearlas… En segundo lugar, porque al ser prácticamente omnipresente en el 90% de las computadoras de todo el mundo, todos conocen Windows y la gente ….. ya se sabe, siempre hacen lo que los demaś. Y en tercer lugar porque ni desde la administración pública, ni desde el gobierno ni siquiera desde las Universidades o Centros de Investigación se hace nada para que los usuarios finales conozcan la superioridad de Linux en todos los sentidos frente a Windows.

Ahora que hemos tenido elecciones y los nuevos alcaldes ya se alistan para emprender un nuevo gobierno en sus respectivos distritos y provincias, urge hacernos la pregunta de rigor ¿Seguiremos favoreciendo la utilización de un Sistema Operativo claramente inferior como es Windows, además de caro, teniendo la extraordinaria opción de Linux, que no solamente es gratuito, de código abierto y además mucho mas potente y seguro que la competencia? Si en el mundo de super-computadoras, de la investigación y de la tecnología puntera domina Linux, ¿no deberíamos desde nuestras Escuelas, Institutos Superiores y Universidades apostar por esta tecnología? ¿No deberíamos hacer como las ciudades de Munich, de Roma, de Berna y miles mas en todo el mundo, que poco a poco van dejando de lado el software propietario, como es Windows, y van migrando todos al Software Libre, instalando versiones de Linux en sus administraciones, escuelas y universidades? ¿No deseamos desarrollar nuestra sociedad, nuestro pueblo? ¿Como pretender hacerlo si seguimos utilizando, un sistema ya obsoleto a nivel de desarrollo e investigación como es Windows, aunque siga siendo el que domina en las computadoras que se venden hoy en día?

Tenemos el deber de poner al alcance de nuestros jóvenes talentos las mejores infraestructuras, los mejores maestros y sobre todo la mejor tecnología hoy en día disponible, sin una conciencia clara y lúcida de este deber, nunca podremos ver un Perú próspero y desarrollado, urge pues empezar a mirar al mundo, y las tendencias que a nuestro alrededor están ocurriendo. Es cuestión de simple sentido común. El futuro se llama Linux y el país que no empiece a conocerlo y a utilizarlo se quedará en el camino.

Por: Wilmer Domínguez Remar

 

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *